Las oficinas de una empresa son más que el lugar en donde tus empleados desempeñan sus labores, es un lugar en donde se relacionan con sus compañeros, tienen juntas con clientes y prospectos, resuelven problemas, planifican el crecimiento de tu empresa, conviven incluso en algunas ocasiones para comer, por lo que resulta imprescindible que el diseño de tus oficinas refleje la personalidad de tu empresa, sin embargo, el hecho de que cuentes con espacios muy elegantes no significa que sean los adecuados para tus empleados, es importante que analices las necesidades de tu equipo de trabajo y de sus distintas actividades, con el objetivo de que remodeles tus oficinas de manera balanceada.

Conociendo las necesidades de tu equipo

El pilar para considerar ante una remodelación de oficina, son las necesidades de tus colaboradores, ya que son ellos los que hacen posible el crecimiento de tu empresa, son la cara del negocio, aún y que no sean quienes tratan directamente con los clientes finales.

Para conocer qué es lo que necesitan, te compartimos una serie de preguntas:

  • ¿Cómo se sienten actualmente tus colaboradores? Muy importante, ya que de ahí parten muchas cosas que probablemente no sabías, desde cosas tan pequeñas como que pasan frío al estar muy helada la oficina, hasta sentirse abrumada de trabajo al tener un espacio de trabajo reducido,
  • ¿Qué tipo de actividades desempeñan? Éstas pueden ser desde administrativas, de ventas, soporte, planeación o creación, análisis, etc, de esto es importante partir, ya que una persona con un rol administrativo podría simplemente necesitar un lugar para trabajar con calma, con muebles de oficina para almacenar archivos, mientras que alguien con rol de ventas, necesitaría espacios en donde hablar tranquilamente por teléfono y salas de juntas en caso de tener visitas de clientes, por otro lado, una empresa que realice call center, podría necesitar espacios para recibir un número alto de llamadas, y que los colaboradores puedan atenderlos de manera eficiente, por otro lado, un creativo podría trabajar más eficientemente con espacios abiertos e inspiradores.
  • ¿Cuál es la edad promedio? En definitiva, no es lo mismo una oficina diseñada para un equipo joven entre 23 y 30 años que a uno de adultos entre 40 a 60 años, uno puede ser más extrovertido que el otro, alguno podría requerir más concentración, incluso es posible que un determinado grupo no se sienta muy cómodo trabajando con el otro.
  • ¿De qué tamaño son los equipos? Esto es fundamental de saber, sobre todo al momento de elegir el tipo de muebles y acomodo de los distintos espacios, ya que es posible que un equipo de trabajo sea más improductivo al tener un espacio muy reducido, en el cual no se sienta cómodo, lo cual provoca algunos aumentos de costos no tan visibles en horas por persona.
  • ¿Cuál es la política de la empresa respecto al bienestar del trabajador? Algunas empresas cuentan con programas para ayudar a la salud de sus empleados, desde apoyo en la alimentación con un comedor saludable, escritorios para fomentar la movilidad de los empleados, hasta espacios abiertos para realizar estiramientos de vez en cuando.

Manteniendo el balance y la simetría

¿Alguna vez has analizado que un acomodo simétrico de muebles hace feliz a las personas?  Esto aplica también en el hogar, ya que da una sensación de estabilidad al entrar en el espacio.

Y es que las personas aman un diseño balanceado ya que permiten que el cerebro tenga una cantidad menor de información que procesar, al tener un patrón repetido, se procesan los elementos individuales más rápido, logrando un efecto placentero de estética.

Seguramente estarás pensando en como reacomodar los distintos muebles para lograr este efecto simétrico, sin embargo, probablemente verás que es más complejo, al tener un número impar de muebles, o bien de distinto tamaño o diferentes funcionalidades.

Algunos ejemplos de cómo puedes lograr espacios más simétricos sería tener por ejemplo dos muebles juntos, un escritorio en medio de la sala de juntas, un proyector colocado a una altura adecuada y en dirección a las personas, una impresora puesta en medio de la pared.

Las posibilidades son infinitas, pero siempre es importante recordar que el acomodo debe beneficiar al equipo de trabajo y a sus actividades, de forma que se potencialice su desempeño y se tenga una imagen profesional.

Por último y no menos importante, es importante que midas los resultados tras remodelar tus oficinas, ya que eso te hará saber si las modificaciones fueron un éxito a futuro, al traer una mayor productividad, ahorro de costos y colaboradores más leales y orgullosos de pertenecer a tu empresa.

En COE te ayudamos en construir las oficinas que tu corporativo necesita, te invitamos a conocer nuestro portafolio de trabajo y conozcas cómo hemos ayudado a distintas empresas de alto nivel en Monterrey y San Pedro a tener las oficinas que necesitan, desplegando una imagen fresca y profesional.